top of page

Cabe el desierto: Gabi Gelvez por Marcy Herrera Sander

Acerca de esta colección o sobre un deambular “cabe el desierto”



Cabe el desierto, arte contemporáneo sanjuanino es una colección que intenta abarcar una buena parte de los recorridos estético-críticos de artistas que actualmente están produciendo en la provincia de San Juan. En otras palabras, Cabe el desierto procura incluir poéticas que se dan en este lugar específico, en este desierto real y periférico que a su vez es nuestro centro. Tres huellas componen el transitar de cada libro: una entrevista a lx artista, que es en realidad un diálogo; imágenes de sus obras y/o procesos, que son más bien investigación-creación; y un discurrir creativo, que usualmente es denominado ensayo.



Dentro de la palabra “cabe”, se da la juntura de todo lo que puede / podría habitar aquí. Esos pensamientos que se dicen, que se hablan, que se acercan. Esas interacciones que buscan caminos. “Cabe” es un término polisémico, verbo y preposición a la vez. “Cabe” es preposición olvidada, como muchas veces ocurre con los lugares (y por lo tanto con las personas). Cabe el desierto, existe justo al lado del desierto. Comparte la dimensión de lo desconocido. La dimensión de la nada y del todo que implica a estos sitios en donde la vida está surcada por lo seco, por lo escaso... Cabe preposición, pareciera haberse perdido en el olvido, preposición añeja… Pero se despereza y se asienta aquí en este murmurar artístico por un lado, y en esta mirada atenta de quien escribe sobre…



Después de mucho deambular por los senderos a veces laberínticos o confusos de las guaridas artísticas, la opción de la charla, del encuentro, de la escritura, del maravillarse por eso que hace, dice y piensa alguien y en donde podemos encontrar algo de cobijo; después de todo eso, aparece el reflejo que nos permite atisbar en esa ajenidad tan personal y ficticia, rasgos de lo universal. O más bien de lo que nos contiene a todxs como susurrando secretos. Esos secretos que en parte ya suponíamos.


Es entonces que artista y escritorx conjugan y cobijan…


Es entonces que lo que ellxs proponen, nos alcanza y nos llega.…


Es entonces que la preposición se hace verbo y todo eso que está al lado, sabe contener.




                                                                                                                                   lxs editorxs




Acerca de Gabi Gelvez:


Nació en San Juan en 1987. Es la única hija del matrimonio de sus padres y por eso las mascotas fueron siempre compañía de todos los días. Cuando volvía caminando de la escuela, cada tanto se encontraba con un gato o un perro a la orilla de la calle. Junto a su madre, solía dejar alimento a perros callejeros, que vivían en los descampados del barrio, y en las ruinas de una bodega abandonada.


Terminando el secundario se hizo vegana y activista por los derechos de los animales. Con compañerxs de esas causas difundían información y recetas veganas todos los sábados en el cruce de las peatonales, pintaban panfletos para las campañas anti-pirotecnia y “Adoptá, no compres”. Ha trabajado como voluntaria para el proyecto “Basta de tracción a sangre” de la Fundación Franz Weber, que proponía una solución para los caballos carreros y las familias que recolectan cartones. Visitó santuarios y refugios, motivo por el cual dejó de dibujar animales sin identidad, para dibujar a la cabra Facu, a Vera, a Mary, etc.


Estudió Letras en la Universidad Nacional de San Juan. Trabaja como profesora de lengua y literatura en escuelas secundarias. Es ilustradora y co-creadora del grupo Pictollama, laboratorio de arte. Ha participado en exposiciones en Alianza Francesa, Artify, Rectorado de la UNSJ, Museo Franklin Rawson, Centro Cultural Conte Grand y Hartx. 



Acerca de Marcy Herrera Sander:


Transexual militante. De niña, a la mañana bien temprano, debajo de un sauce llorón, Marcy Herrera Sander esperaba el colectivo que la llevaría al colegio. Con su mochila en una mano y un rosario en la otra. Si esa mañana había un examen rezaba en el viaje camino al establecimiento.


Sus compañeras de la secundaria la llamaron March. Si bien le iba muy bien en matemáticas, tuvo su primera clase de teatro y ahí comprendió que el arte le iba a permitir entender la realidad para poder cambiarla. Teme seguir pensando lo mismo que antes. Sus compañeras de polimodal en Ciencias Sociales lamentaban que estudiara actuación y en un futuro pase hambres y miserias.


Se formó como Asistente en Hotelería y Turismo por Formación y Desarrollo Humano Empresarial e Intérprete en Lengua Extranjera por el INES. Trabajó en un importante estudio jurídico en microcentro: Beretta Godoy comenzó a ser distinguido con el Best Firm for Diversity (Latin America) de la America Women in Business Law Awards, al ser el primer estudio en incorporar una mujer trans al equipo. Hoy es funcionaria pública en Cancillería


Argentina, específicamente del Palacio San Martin. Su mascota preferida fue un gallo miniatura, llamado gallito, picaba como las avispas y era buscado por los criaderos de las fincas para reproducción. Hoy vive con Ramona, una caniche superpoderosa. 


Para leer y/o descargar ingresa a:



o




40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page